Babiano Abogados
170203-Babiano abogados-37.jpg

Blog

Artículos y Actualizaciones Legales

La Sociedad General de Autores y su ‘derecho al honor’

sgae.jpg

La Sociedad General de Autores (SGAE) ha estado en el punto de mira de muchos medios de comunicación y de la población en general en los últimos tiempos, por motivos sobradamente conocidos. Pues bien. En el maremágnum de noticias y artículos publicados en torno a esta agrupación se ha hablado mucho y en la mayoría de las ocasiones mal de la SGAE, que ha tomado medidas y ha denunciado algunos hechos. Este es uno de ellos y en este Despacho Abogados os damos la oportunidad de conocer más esta sentencia. El resultado fue el siguiente: No vulnera el derecho al honor de la SGAE el artículo en el que se decía que «si algo sabe hacer es robar», que era una «cueva de ladrones» y sus integrantes unos «parásitos».

Y estos son los hechos en cuestión:

“El Juzgado de Primera Instancia desestimó la demanda sobre protección del derecho al honor formulada por la SGAE. La AP Madrid revocó la sentencia del Juzgado y estimó en parte la demanda. El Tribunal Supremo declara haber lugar al recurso de casación interpuesto por la parte demandada, casa la sentencia recurrida y confirma la de primera instancia.”

Respecto al ‘DERECHO AL HONOR’, se declara inexistencia de intromisión ilegítima relativo a un artículo publicado en la página web de un sindicato en el que se refería a la SGAE en los siguientes términos: «si algo sabe hacer la SGAE es robar», «cueva de ladrones dirigida por algunos de los más patéticos representantes de la incultura nacional», «Ya estamos acostumbrados a verles robar», «parásitos». Interés público del asunto.

Los comentarios se enmarcan en el seno del conflicto existente entre los partidarios y detractores del cobro por parte de la SGAE de las retribuciones económicas que corresponden a los titulares de los derechos de propiedad intelectual que gestiona. Carácter no injurioso, insultante o desproporcionado de las expresiones utilizadas. Estas no tenían por objeto la imputación de un delito, sino la crítica de la actividad recaudatoria de la sociedad de gestión.

Por tanto, no puede decirse que se trate de afirmaciones gratuitas, ajenas al objeto del debate o innecesarias para expresar la opinión de que se trataba. Pudiera existir una cierta desproporción en las palabras utilizadas, pero no es suficiente para considerar prevalente el derecho al honor frente al derecho a la crítica, habida cuenta del contexto de fuerte discusión social existente sobre el tema.